Aprendizaje horizontal: sentido colectivo para que nadie se quede atrás

El aprendizaje-servicio es un método para unir el aprendizaje con el compromiso social. Es aprender haciendo un servicio a la comunidad. En primer lugar, el verdadero éxito de la educación consiste en formar buenos ciudadanos capaces de mejorar la sociedad y no sólo su currículum persona. En segundo lugar, los niños y jóvenes no son los ciudadanos del futuro, son ya ciudadanos capaces de provocar cambios en su entorno.

El aprendizaje-servicio es un aprendizaje horizontal que combina procesos de aprendizaje y de servicio a la comunidad en un solo proyecto bien articulado donde los participantes aprenden al trabajar en necesidades reales del entorno con la finalidad de mejorarlo.

Las situaciones que afecta a estudiantes en otro continente como la Guerra de URANIA nos genera solidaridad-acompañamiento- por esos estudiantes han tenido una brecha enorme de desigualdad y están fuera. Lo que podemos hacer es mandar un mensaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.